Biocosmética

¿Qué es la biocosmética?

 Igual que la nutricosmética, la biocosmética es un termino que se ha puesto de moda en los últimos años.

Conocida como la cosmética verde, la biocosmética para muchos es la cosmética del futuro.

Hoy en día, estamos cada vez más comprometidos con el cuidado del medio ambiente y buscamos aliarnos con los hábitos más naturales. La biocosmética nos ofrece lo mejor y lo más nuevo para el cuidado de nuestro cuerpo y rostro. Esta tendencia viene cobrando cada vez más fuerza sobretodo en las personas que buscan un acercamiento con la madre naturaleza y un trato justo para los animales, que muchas veces son testados para conocer las reacciones de determinada cosmética.

 

biocosmetica

 

Entonces, ¿cuáles son los beneficios de la biocosmética?

La biocosmética es la respuesta a la creciente concientización de la humanidad ante el cambio climático y el tortuoso futuro de nuestro planeta, y entre sus principales características se encuentran:

– Productos procedentes de cultivos libres de pesticidas
– Sin herbicidas
– No abonos químicos
– Queda descartado el uso de cualquier planta sometida a modificación genética
– No usan: conservantes sintéticos ni derivados del petróleo

No químicos, sí naturales

Ni considera que los productos químicos ayuden al desarrollo sostenible ni a la regeneración de la piel humana, por los conservantes y colorantes que contiene, y que deriven de este origen. Se busca cada vez cosméticos más puros y delicados, completamente naturales. Y es precisamente para satisfacer esta demanda que se presenta la innovadora biocosmética.

¿Qué necesita un producto para ser considerado ‘Bio’?

-Debe estar realizado con activos vegetales
-Deben ser 100% naturales
-Sus ingredientes deben proceder de agricultura biológica
-Y por último, deben contar con un certificado de calidad Ecocert.
Este último, es un organismo que controla y certifica en la Unión Europea, solicitando los requisitos ecológicos arriba mencionados.

Entre sus ventajas, encontramos que por ser muchísimo más delicados, son más sensibles y eficaces con la piel y el cabello. En su mayoría, contienen aceites naturales y vitaminas; sus tintas son biodegradables y no tienen perfumes sintéticos. No han sido probados en animales, sin embargo, sí son sometidos a controles para verificar su calidad y evitar reacciones alérgicas.

La utilización de cosmética en nuestro tiempo está cada vez más difundida, tanto en mujeres como en varones; y a menudo olvidamos que la piel actúa como filtro y barrera de nuestro organismo, y que muchos productos químicos pasan esta barrera y se acumulan en el cuerpo. Por ello, frente a la cosmética imponente en el mercado –en la que intervienen productos químicos nocivos para la salud- la biocosmética atrae cada día a un mayor número de consumidores.

Los alimentos naturales utilizados por sus bondades y propiedades, suelen ser: unas, duraznos, naranjas, miel, almendras, rosas, aloe vera, menta y lavanda. En la actualidad, existen diversas marcas estrechamente comprometidas con la causa ambiental y el cuidado de la piel, cabello y rostro.

Y tú, ¿ya has probado algunos de los muchos tratamientos faciales y corporales biocosméticos?

Si aún no lo haces, deberías ir pensando en reemplazar todo ese maquillaje químico y de dudosa procedencia por todos los beneficios que esta novedosa opción tiene guardados para ti.

No hay duda de que la biocosmética está en auge, cada vez existen en el mercado más productos que no solo embellecen, sino que también cuidan de nosotras.