Cómo cuidar la piel – nociones básicas

Cuidados de la piel – problemas generales

Conseguir una piel perfecta depende de muchos factores, además de la genética que es muy importante, es fundamental llevar los correctos cuidados de la piel para evitar esas pequeñas imperfecciones que muchas veces nos aparecen y utilizamos maquillaje de más para intentar tapar.

Poros, puntos negros, espinillas, rojeces…un sinfín de pequeños fallos que nos aparecen en la piel y además justo el día que tenemos algo que hacer y queríamos estar lo más perfectas posibles.

Para evitar todo esto hay que conocer los cuidados de la piel que nos ayudarán a estar perfectas las 24 horas los 7 días de la semana.

Para llevar a cabo estos sencillos trucos, lo esencial es conocerla y saber qué tipo de piel tienes para darle el mejor trato y cuidado.

Los tipos de piel más comunes que existen son: piel seca, piel mixta y piel grasa. Según esto será mejor aplicar unos cuidados u otros.

– Cuidados de la piel seca.

La piel seca es una piel deshidrata, muchas veces con grietas o zonas rojizas por falta de hidratación en la piel. Esto ocurre muchas veces cuando hacen temperaturas muy altas o muy bajas que se nos seca la piel, para evitar esto es bueno hidratarla a menudo.

Lo bueno de este tipo de piel es que no genera tanta grasa y los granitos serán menos, pero en su contra será una piel muy seca. Para evitar la sequedad de piel habrá que hidratarla por el día y la noche.

El tipo de crema que se utilice a de ser específica para pieles secas ya que esta será más cremosa que una normal e hidratará perfectamente a este tipo de piel. Las pieles secas absorben mucho más rápido la crema debido a la falta de hidratación, que no por la falta de crema.

Las pieles secas también son más propensas a que les aparezcan arrugas prematuras sobre todo donde hay expresiones faciales: patas de gallo, comisura de los labios etc. Por tanto deberán ir haciéndose con una crema antiarrugas probablemente antes que el resto de las pieles.

– Cuidados de la piel mixta.

Las pieles mixtas, al igual que las pieles grasas, se caracterizan por acumular grasa en la llamada zona T. Como zona T se conoce lo que engloba la frente, la nariz y la barbilla. Estas partes de la cara son las que acumulan la grasa y donde se forman granitos y puntos negros.

Este tipo de piel es el más extendido.

Es importante limpiar este tipo de piel y echarle crema una vez al día, sobre todo antes de maquillarnos y siempre y cuando esté limpia.

El maquillaje que se utilice debe ser libre de grasa para no acumular más y siempre limpiarnos bien la cara antes de irnos a dormir.

Las BB Cream y cremas con protección solar también son las más adecuadas para este tipo de piel ya que ayudan a regular el sebo.

Si aparecen arruguitas, las cremas con ácido hialurónico son las indicadas las pieles mixtas.

– Cuidados de la piel grasa.

Para evitar la piel grasa es muy importante lavarse la cara día y noche. No abusar de cremas hidratantes y siempre que se haga utilizarlas libres de aceites.

Antes del maquillaje será bueno utilizar un primer que nos tape los poros y nos deje la piel mejor para así luego aplicar la base. Esta ha de ser libre de aceite para no aumentar el sebo de la cara.

Para reducir la grasa será conveniente lavar la cara con geles especiales y espumas. Además el uso de mascarillas una vez a la semana nos ayudará a eliminar los puntos negros.

Si sigues estos consejos conseguirás mantener la piel perfecta en todo momento.