¿Cutis graso? Dile adiós con estos remedios naturales

Remedios naturales para piel grasa

A quién le gusta una piel grasosa, mucho menos un rostro graso! Pero para suerte de nosotras, no tenemos que gastar mucho dinero para tener un cutis perfecto y limpio, solo tenemos que acudir a algunas recetas naturales y ya.

Cuando nuestro rostro es graso, esto es a causa de la acumulación excesiva de sebo o grasa en la superficie de la piel, lo que provoca un brillo acentuado en el cutis. Este tipo de piel suele aparecer en edades tempranas, como en los jóvenes y adolescentes ya que ellos están en todos los cambios hormonales debido a su edad, pero también hay personas adultas que lo padecen. Y se caracteriza por:

• La piel es más gruesa y espesa
• Con sensación aceitosa al tacto
• Apariencia brillante debido a la sobreproducción de sebo
• Poros dilatados.
• Aparición frecuente de granitos o brotes en la piel.
• Puede presentar puntos negros o acné.

¿Qué causa la piel grasa?

Una mala dieta

Cuando se tiene una dieta prácticamente descuidada, con vegetales crudos y alimentos pocos nutritivos, donde se hace presente productos chatarras, fritos, grasas saturadas, entre otras, es obvio que la aparición de un cutis graso se hará efectivo.

Ansiedad y estrés

¿Por qué la tensión y la ansiedad generan cutis graso? Porque cuando uno está tenso, los músculos debajo de la piel se contraen, bloqueando los poros e impidiendo que la grasa natural segregada por las glándulas sebáceas, pueda salir de forma normal. Si el poro se cierra debido a la tensión, provocará que la grasa se acumule debajo y entonces tendremos un brote, ya sea de acné, espinilla, barro, etc., lo cual sólo es grasa acumulada que no puede fluir por los poros.

Remedios naturales para el cutis graso

#1. Mascarilla de pepino y leche

El pepino se caracteriza por ser un gran limpiador y tonificador de la piel, y pues la leche ayuda a hidratarla sin aportar grasa. Para obtener esta mascarilla solo tenemos que rallar el pepino y mezclarlo con leche, hasta que nos quede una textura líquida. Para aplicarlo a nuestro rostro lo haremos con una bolita de algodón como si estuviéramos desmaquillándonos.

Por lo menos tenemos que dejar unos 10 minutos o hasta que la mascarilla se seque, para luego lavarnos con agua tibia. Es recomendable utilizarla como mascarilla antes de dormir, para así eliminar la suciedad que se acumula a los largo del día.

#2. Mascarilla de uva y levadura de cerveza

La uva además de ser una fruta deliciosa, es altamente antioxidante que ayuda a rejuvenecer nuestra apariencia, y pues por su lado, la levadura de cerveza, nutre profundamente nuestra piel.

Para hacer esta mascarilla, solo tienes que licuar las uvas hasta obtener su jugo y mezclarlo con levadura de cerveza. Después de obtener la mezcla de esta mascarilla y aplicártela en el rostro, tienes que dejarlo actuar unos 30 minutos. Aclararemos con agua y rápidamente notaremos sus efectos sobre la piel.

#3. Mascarilla de yogur y limón

Esta mascarilla es ideal para pieles mixtas o grasas con impurezas o con manchas, y además nos ayudará a refrescar la piel sin resecarla en exceso. Mezclaremos yogur natural entero con jugo de limón y también con la ralladura del mismo limón, hasta que obtengamos una textura espesa que podamos untar bien. Si nos ha quedado demasiado líquida podemos añadirle un poquito de harina.

La dejaremos actuar durante 30 minutos, hasta que notemos que se ha secado un poco