Herpes simple

¿Qué es el herpes simple?

El herpes es una infección vírica que se caracteriza por la aparición de pequeñas vesículas circulares que producen escozor y/o ardor en la lesión. El herpes simple o de tipo I afecta a labios, cara y la parte superior del cuerpo. Estos síntomas se reproducen de forma cíclica ya que no existe cura para esta enfermedad, hay ciertos medicamentos para paliar los síntomas y acelerar la curación de la vesículas, pero el virus permanecerá siempre latente en el paciente hasta la siguiente crisis, que suele estar causada por una bajada en las defensas.

Al ser un virus es contagioso, así que si sufres de herpes no compartas objetos como vasos, tazas, un pitillo o cualquier cosa que haya estado en contacto con las vesículas que produce la infección. Si puedes evitar hacerlo cuando no haya manifestaciones del virus mejor que mejor, ya que podrías contagiar a alguien aunque no existan manifestaciones externas del virus. Es una infección que se manifiesta después de un gran lapso de tiempo después de haberlo contraído, hasta 18 meses después de haber sido infectado. Los síntomas son pequeñas ampollas dolorosas llenas de fluído que se unen para formar una más grande, costras amarillas que se forman en las vesículas en la fase de curación, picor, escozor y fiebre suave.

Como no existe un medicamento que cure la infección por herpes, si lo padecemos debemos mantener una profilaxis adecuada para evitar en lo posible el contagio. La parte infectada debe mantenerse seca y limpia, no deben tocarse las lesiones con la mano y si se hace debemos lavarnos las manos después de haberlo hecho, si el herpes es labial evita besar a nadie mientras haya lesiones visibles.

El aciclovir tópico suele funcionar muy bien en los episodios en los que aparecen las vesículas ayudando en la curación. También hay aciclovir oral que tu médico te recetará si lo encuentra necesario. El valaciclovir es otro antiviral efectivo contra esta afección. También hay parches impregnados que calmarán el escozor si los aplicas antes de que revienten las vesículas y que te ayudarán en la curación, además formarán una barrera que hará que el virus no se disperse tanto.