¿Qué es la cavitación?

En los últimos años muchos centros estéticos están ofreciendo cada vez más tratamientos estéticos con sesiones de cavitación y es una tendencia que viene creciendo a pasos agigantados. Es por esta razón que los precios han bajado considerablemente y hoy se encuentran cada vez más precios accesibles que permiten que las personas puedan someterse a éstas.
Esta tecnología revolucionaria es tan innovadora que lo que ofrece es reducir grasas de una manera sencilla y general, en sesiones que tan solo duran 35 minutos, aunque por supuesto que esto va a depender de la parte del cuerpo en la que queramos enfocar más nuestra atención, ya sea: nalgas, abdomen, piernas u otras.

Y, ¿Cómo funciona la cavitación ?

Se trata de un novedoso tratamiento –como ya mencionamos- que ayuda a la eliminación grasas de manera fácil y segura. Son ondas de sonido ultrasónico de muy baja frecuencia que emite un efecto de cavitación directo a las células de grasa. Ojo, este procedimiento puede afectar de manera temporal, el funcionamiento de nuestros riñones haciendo que se presente retención de líquidos pero esto se regula con los días.

Con este método las células de grasa se rompen y toda esa grasa que es movida durante el tratamiento se libera de nuestro organismo de forma natural, mediante el sistema linfático, es por esto que antes de someterse dejan muy claro que la ingesta de agua en abundancia es obligatoria.

Existen varios tipos de cavitación:

– Cavitación real
– Supercavitación
– Cavitación médica

En la actualidad, se presenta como la mejor manera de conseguir un cuerpo perfecto y esculpido al gusto, ya que te libera de celulitis, flacidez, piel de naranja, grasas excedentes y localizadas, y te dejan darle la bienvenida al cuerpo que siempre quisiste lucir, sin poner en riesgo tu vida, sin intervenciones quirúrgicas y sin que se presenten complicaciones.

¿Cuánto dura una sesión de cavitación?

Los resultados durarán dependiendo del cuidado que le des a tu organismo luego de las sesiones. En cuanto al tratamiento de cavitación dura entre 30 y 35 minutos por sesión, como máximo. Y no causa ningún dolor, para ello previamente deberás someterte a un examen en el que se marcarán las zonas a trabajar, con ayuda de un plumón se delimitarán las zonas a esculpir.

Lo máximo que puedes sentir es un poco de calor durante la sesión pero eso es normal, así que no tienes porqué asustarte ni echarte para atrás.
La frecuencia va a depender de la zona que quieras someter a tratamiento pero por lo general son entre 3 y 6 sesiones, en promedio. Sin embargo, dependerá del paciente las veces que quiera y lo que busque reducir. Igual sabe que toda decisión debe ser previamente consultada con su médico, el mejor que nadie está capacitado para indicarte cuál es la cantidad de sesiones oportuna y la frecuencia con la que puedes tomarlas.

Entonces, si estás cansada de las dietas extremas y los ejercicios que te dejan sin aliento, y de las caras cremas reafirmantes y reductoras que jamás funcionan, puedes encontrar la solución a lo que estás buscando en la cavitación. Libérate de esas acumulaciones de grasa y encuentra tu peso ideal con este tratamiento. Hoy, muchos centros estéticos ofrecen este servicio y es tal la demanda que hasta ofertan las sesiones por diversos medios, siendo bastante utilizado el internet y las redes sociales.
Sea cual sea el medio por el que decidas adquirirlo, cerciórate que sea un lugar de confianza y busca siempre testimonios y personas que hayan llevado a cabo sus tratamientos en ese mismo lugar. No nos queda más que desearte que logres el objetivo que tanto estás buscando y que nos cuentes tú también tu historia de éxito al respecto.